Conoce a Lorena Albertazzi
Voz Profética / Iglesia Monte de Sión
Peciones de Oración / Monte de Sión
Se parte de algún grupo de Monte de Sión
Siembra en Tierra Fertil /Monte de Sion
Recursos del Modelo de Jesús / Monte de Sion You Tube You Tube
You Tube You Tube Facebook Twitter Twitter twitter Pastora
IRA Y ENOJO DOS SENTIMIENTOS PELIGROSOS.

Lucas 6:46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo? Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa” Jesucristo usa el ejemplo de la construcción de una casa porque es algo que todos conocemos, todos tenemos que vivir en alguna casa. Y toda casa debe tener un fundamento, tiene que ser bueno, tiene que ser firme; yo no he escuchado, hasta el momento, decir a alguien –yo quiero edificar la casa de mis sueños; pero la voy a hacer sin fundamento, porque la quiero sólo para los próximos 5 años-. Nadie en su sano juicio haría eso. Toda persona que va a construir una casa, sobre todo si es la casa de sus sueños, donde va a invertir tiempo y dinero; va a asegurarse que su casa no se vaya a caer con el primer temblor.
Jesús usa ese ejemplo, de una casa, para hablar de la vida de un creyente, o sea de los cristianos; usa una analogía para enseñarnos algunas verdades de la palabra de Dios, que no sólo tenemos que oír, sino obedecer, para ser como una casa firme, que aunque vengan dificultades, situaciones adversas, esa casa se mantenga firme no sólo por 5,  10 o 20 años, sino por todos los años que usted y yo vivamos. Ser como una casa que está cimentada sobre la roca, porque si no alguna adversidad, algún desencanto puede derribar tu casa que está cimentada sobre la arena y haya gran ruina. Es muy importante que nosotros como iglesia, sepamos discernir cuáles son aquellas cosas fundamentales, que tenemos que practicar para ser gente firme y poder vivir una vida cristiana sana espiritualmente.
Pensando en cómo podemos ser libres y bien fundamentados en la palabra, el Espíritu Santo me mostraba en la Biblia, que hubo hombres que conociendo a Dios, no tuvieron un buen fundamento y tomaron decisiones que los alejaron del propósito de Dios, incluso para siempre.
Uno de los primeros puntos que Dios habló a mi corazón está en Génesis 4:6-10, el contexto es el siguiente, Adán y Eva tienen dos hijos, el primero Caín y el segundo Abel, ellos fueron la primera familia que está sobre la tierra,  podemos suponer, que como Adán y Eva habían estado tan cerca de Dios tenían conciencia de Dios y eso lo sabían lo hijos, dice la Palabra que Caín y Abel, trajeron ofrenda delante de Dios, del creador. Caín trajo una ofrenda del fruto de la tierra y Abel trajo ofrenda de lo mejor de su rebaño, y por alguna razón, dice la Escritura, que Dios vio con agrado a Abel y después a su ofrenda; pero no vio con agrado a Caín, ni tampoco a su ofrenda y a partir de eso, se desarrolla una historia bastante difícil; el centro de ese problema, es el enojo y la ira.
 
Puedes leer esta enseñanza completa en nuestra sección de estudios.
Pastor. Alfonso Gutiérrez
 

    

Horarios de Cultos de Monte de Sión